Aprender un idioma desde cero: 4 consejos (útiles)  

¿Estás harto de perder tu tiempo probando métodos y trucos para hablar un idioma y sigues igual que siempre? Entonces te interesa leer este artículo

En este artículo te mostraremos algunos consejos prácticos que te ayudarán a aprender un idioma desde cero. Ya que vamos a aclarar que no se trata de ningún «secreto» especial, sino de unas pautas que dan verdaderos resultados. 

Es típico encontrarnos quienes dicen saber trucos que nos harán hablar inglés en 2 días, sentimos decirte que esto no es cierto, y por eso vamos a desarrollar los siguientes consejos de gran valor.  No vamos a mentirte, no se trata de ningún «atajo» ni se trata de que sea fácil o difícil lograrlo. Tan sólo es necesario un elemento que te permitirá alcanzar tu objetivo: la constancia.

 

Aprender la gramática del idioma

Dominar la gramática de un idioma adecuadamente es la clave para que tus palabras transmitan fluidez y confianza. Es un hecho que, al comprender la gramática, difícilmente cometerás errores y cuando mantengas una conversación con una persona nativa, tu inglés no parecerá raro o inadecuado.

Un claro ejemplo, son los verbos irregulares en inglés, como el pasado de read, que no es igual en su forma básica que en pasado. Por lo que es necesario estudiarlos bien y practicar con ejemplos.

 

Ampliar el vocabulario

Una manera sencilla y muy práctica de aprender el vocabulario de un idioma, es tomar 4 palabras nuevas cada día, apuntarlas, traducirlas y puedes escribir algunos ejemplos de cada una, incluso usarlas durante el día.

 

Podemos llamarlo truco o habilidad, pero si algo es necesario aprender un idioma nuevo es: mantener horas de conversación incómoda (con sus errores y correcciones) con personas que tengan un nivel más alto del idioma.

Una hora de conversación equivale a 5 horas en clase o 10 horas con un curso por tu propia cuenta.

 

Aprende un idioma usándolo todos los días

A menos que tengas superpoderes, no podrás dominar un idioma si no lo utilizas frecuentemente y de manera continua. Un modo de hacerlo, además de mantener conversaciones, sería procurar pensar en inglés todos los días.

También es extremadamente eficaz escuchar música, mirar videos y ver películas y series en el idioma que quiere aprender. Inicialmente puedes poner subtítulos, y más adelante ¡atrévete a quitarlos!

Deja un comentario